Loading...

NIÑOS Y JÓVENES

Después de participar en varios talleres impartidos por el equipo de Jordi Savall, los músicos refugiados comenzaron, en julio de 2017, dando sus primeras lecciones a niños y jóvenes de todas las nacionalidades, de 9 a 25 años. Estas lecciones se llevaron a cabo en conservatorios, escuelas y estructuras sociales que reciben refugiados. Son la oportunidad de descubrir y transmitir conocimientos, una cultura y una historia. Hacen a los jóvenes conscientes de la música tradicional de los refugiados y los animan, a su vez, a cantar y tocar esta música.

© Brigitte Grignet

Durante los talleres se formaron vínculos entre músicos y jóvenes. Para algunos, les permitió redescubrir su idioma y cultura originales. Los talleres se centraron en el amor que estos niños desarraigados pueden tener por su historia y cultura pasadas, y fue la oportunidad para que se reunieran con ellos. Los talleres también mostraron el interés que los niños europeos pueden tener por las canciones, sonidos, melodías y ritmos no europeos, que a menudo son muy diferentes a su entorno cultural inmediato. Demuestran, si alguna vez hubo necesidad, la universalidad del lenguaje musical.

© Martí Sancliment

Los talleres se llevaron a cabo en las siguientes ciudades: Barcelona, ​​Besançon, Bremen, Dannemarie-sur-Crète, Dijon, Dole, Dortmund, Dresden, Harstad, Le Havre, Nantes, París, Saint-Denis y Vesoul.